Google+ Followers

martes, 10 de diciembre de 2013

A BEBER DE TU AGUA


A BEBER DE TU AGUA
A enamorarte,niña
vengo cada mañana,
para eso entorno las horas,
para eso abro tu ventana.
A despertarte,niña
a espabilar tu sonrisa,
esa que esconde tu cara,
esa que yace dormida.
A que me alegres,niña
con esa tu dulce mirada,
que empapa mis ojos,
que me estremece el alma.
A desnudarte ,niña
y a enamorarme de nuevo,
como hago siempre
cada vez que te contemplo.

8 comentarios:

  1. Precioso pasear entre las letras cálidas de tu poema..Bella rima
    Un abrazo, Ramón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy, como cada día, toca enamorarse de nuevo
      abracitos María.

      Eliminar
  2. Enamorarse sacia tanto como el agua y fluye dulcemente por el cuerpo, como ella.
    GRACIAS POR TU POEMA

    ResponderEliminar
  3. Que lindeza Ramón me suena a esas canciones antiguas tan bellas.
    Lo comparto con gusto.
    Gracias por compartir.

    ResponderEliminar