Google+ Followers

miércoles, 22 de mayo de 2013

NADIE


NADIE
No dejo de verte cada mañana,
tal vez de ignorarte cada mañana
como clamas limosna avergonzado
en medio de toda la gente que pasa,
con tus recuerdos secuestrados,
la dignidad agazapada,
tu frío anestesiado,
las manos tendidas esperando...nada,
tus ojos ausentes mirando...a nadie,
porque nada son esas monedas
que suenan para acallar conciencias,
porque nadie son los que pasan
a tu lado creyéndote nadie,
sí, todos te ven, hasta los que te evitan,
todos te juzgan, aunque ni te miran,
pero nadie sabe de tu desdichas
ni de cuando tus sueños se hicieron aire,
nadie sabe cómo se encogieron tus horas
ni quién o qué  te arrugó el orgullo,
ahora se alargan las noches
y se queda a vivir en las calles tu futuro,
pero nadie conoce, nadie tiene derecho
a ponerle nombre a tu viaje,
si ni tu sabes si te vas o estas viniendo
o como y porque te quedaste,
no dejo de verte cada mañana,
tal vez de ignorarte cada mañana
con los hombros caidos,vencidos,
hartos de sostener tu vergüenza,
con la voz ausente, vacía,
cansada de pedir clemencia
y como siempre, el pasar a tu lado
hace que me sienta alguien,
pero si me paro y te pienso
caigo en la cuenta de que soy nadie.

8 comentarios:

  1. Intensa reflexión en tu poema , Ramón.. siempre tan emotivo,
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María,no podemos huir de la realidad que nos rodea
      un abrazo

      Eliminar
  2. Genial y Profundo.Me ha encantado. El fondo musical tiene una letra preciosa. Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Precioso,emotivo,profunda reflexion y muy real.

    ResponderEliminar
  4. Estupendo como siempre Ramón un placer leerte.

    ResponderEliminar