Google+ Followers

miércoles, 22 de mayo de 2013

AL BORDE

Al borde

He sentido ganas de dormir y no despertar,
liberarme así de un miedo atroz, interminable,
he deseado que mi mundo se apagara de golpe
para  acallar preguntas sin respuestas,
he visto como de golpe se escapaba el mañana
quedando tan solo un presente frio e incierto,
he llorado a escondidas mi desesperanza,
incapaz de hallar una razón para seguir luchando,
me he encontrado de puntillas al borde del abismo
y sintiendo el frío aliento de la bestia en mi nuca.
Hasta que.............
Unas  amorosas manos acariciaron mis dudas
tornando la incertidumbre en serena paz.
Hasta que..............
El inocente y cálido sonido de unas voces infantiles
removieron las fuerzas que anidan en mi interior.
Hasta que...............
La dulce melodía del cariño llego a mis oídos
despertando energías, espabilando razones.
Ahora.........
Me he mirado al espejo de la verdad con rabia
y le he dicho adiós a las lágrimas desangeladas,
a la tristeza, al desconsuelo, al sin vivir.
Ahora……….
Van quedando atrás los momentos oscuros, sombríos
y ante mi aparece la ilusión la tranquilidad.
Ahora..............
Sé que aunque una rama del árbol se ha roto,
con la savia de la voluntad haremos brotar mil más.
Ahora..............
Quiero saborear cada segundo de mi existencia
y dormir con ese regusto a vida en el paladar.




Cuando la noche es larga y oscura,
 el amanecer aparece como una suave caricia.

5 comentarios:

  1. Buen Poema y muy Cierto aunque una rama se quiebre se puede hacer brotar mil mas bellos versos Ramón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Oscar,en aquel momento me agarré a lo que tenía cerca,el cartiño de los mios.

      Eliminar
  2. Difícil y amargoso camino, que después se hace como un borroso recuerdo, bonito tema y me gusta la manera en que lo plasmas.
    El cariño de los que nos aman es la balsa que necesitamos. Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Entre ayer y hoy he descubierto tu gran fortaleza y sin duda el amor de tu entorno es una atadura llena de dulzura para ver la vida con otros ojos. Dios nos da sólo lo que podemos soportar y tú lo viviste. Bendiciones para ti y mi admiración.

    ResponderEliminar
  4. Entre ayer y hoy he descubierto tu gran fortaleza y sin duda el amor de tu entorno es una atadura llena de dulzura para ver la vida con otros ojos. Dios nos da sólo lo que podemos soportar y tú lo viviste. Bendiciones para ti y mi admiración.

    ResponderEliminar