Google+ Followers

lunes, 17 de marzo de 2014

EL GRITO


EL GRITO
A gritos me llama el pasado no vivido,
a gritos la calle, los sueños,
a gritos reclama el presente su sitio,
a gritos la luna, los cielos,
me grita la noche,
me gritan los ruidos cuando busco silencio,
me grita el derroche,
me grita la tristeza con su gesto serio,
a gritos suenan los llantos
del niño sin casa,
del frío en sus manos,
del pobre sin pausa,
a gritos la indiferencia del que pasa de largo,
me grita el vacío,
las falsas sonrisas,
los gritos del que grita sin ser escuchado,
los besos sin labios,
el abrazo con prisas,
las lágrimas secas de los olvidados.
nací gritando,
vivo entre el eco de la pena
y el estruendo de la risa,
moriré con un grito callado.

5 comentarios:

  1. Es grito callado es el que más resuena.
    Un abrazo, Ramón. Es precioso tu poema.

    ResponderEliminar
  2. El grito, único desahogo de nuestros contaminados pulmones, cuando les sobra mierda, cuando defecarían por la boca.
    ¡Pero callemos los gritos, que nos encarcelan!. Parece que no es muy humano eso de gritar.
    Así pues, riamos a gritos, que la risa puede ser llanto, y viceversa. ¿Lo notarán?.¿Nos tomarán por locos?. ¿Y qué importa?, no nos zafaremos de los jueces.
    MAGNÍFICO POEMA, ENHORABUENA

    ResponderEliminar
  3. Un grito la vida. El primero al nacer.
    Tu poema es el grito inevitable de la vida al pasar.

    Besos Calados.

    ResponderEliminar
  4. Triste y a la ver hermoso y reivindicativo poema.Un abrazo amigo de letras y sentimientos.

    ResponderEliminar