Google+ Followers

miércoles, 15 de enero de 2014

A DESHORAS

A DESHORAS
La suave luz de la noche
se posa discreta sobre el escritorio
y despereza un puñado de sombras,
algunas alargadas,
otras rotas,
las letras de Shiddhartha juegan
con los versos inquietos
de un viejo libro de poemas
y yo aquí,recordándote,
últimamente no hago si no eso,
navegar a contracorriente del olvido
mientras me enredo
en sueños que despiertan otros sueños.
Está recostada mi pluma
y los ruidos de mi cabeza se mezclan
con una canción que habla del viento,
es tarde para comenzar nada,
hay un reloj frente a mis ojos
al que se le han cansado las horas,
pero yo me empeño
en terminar lo inacabado,
en convertir en probable lo incierto,
cada vez está mas espabilada la luna
y mis ojos mas abiertos,
un día de estos tendré que pensar
en cerrarlos
a la hora en que nace el silencio. 

12 comentarios:

  1. Estupendo Poema Ramón, siempre con bellas letras Amigo.

    ResponderEliminar
  2. este poema me recuerda esas noches de silencio y el ruido de la mente, tratando de organizarla y poder escribir. Muy bonito su poema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lizbeth,son muchas las noches que paso a la luz de la luna,escribiendo
      un abrazo

      Eliminar
  3. Ah mi querido Ramón has tocado mi lado sensible, me encanta navegar por éstos sentimientos intimistas.
    Precioso poema
    Un abrazo siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María y a mi me encantan tus visitas
      abracitos

      Eliminar
  4. La noche, esa afable y arpía compañera, de las horas del desvelo... La que provee las mejores letras y apunta los sentimientos engarzados en llanto y melancolía!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bellas letras Miriam
      gracias por tu visita y por compartir,un abrazo

      Eliminar
  5. Hay noches en las que las palabras juegan al insomnio con el pensamiento.
    Un precioso poema, me encantó leerte,.
    Reme.

    ResponderEliminar
  6. ¡Muy bonito Ramón!
    Me encanta tu poesía.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Gracias Marisa y no dejes nunca de sacar con tus letras el niño que aún vive en nosotros
    un abrazo

    ResponderEliminar